RIZAR EL RIZO. Qué debo tener en cuenta a la hora de comprar mis tollas y como mantenerlas como nuevas.

ID RIZO RM

La toalla, es una prenda íntima por naturaleza y de uso diario, por lo tanto ha de tener dos cualidades muy importantes: suavidad y capacidad de absorción.
A la hora de adquirir tanto toallas como albornoces tienes que tener en cuenta la composición y el gramaje:
Composición:  Siempre han de ser de algodón 100%, y si es algodón peinado mucho mejor, este tiene las fibras mas largas y por lo tanto es el que más suavidad y capacidad de absorción ofrece.
La calidad de las toallas y albornoces, también es mayor si el hilo que lo compone aparte de ser de algodón 100%, es doble. Esto lo puedes comprobar fácilmente dando un pellizquito a un bucle de la prenda, verás si el hilo esta compuesto de un cabo o de dos. Estas siempre serán más suaves y absorbentes.
Gramaje: Este término nos indica el peso de la toalla o albornoz por metro cuadrado, o sea, la cantidad que tenemos de hilo de algodón por metro cuadrado. A más gramaje, mayor calidad tendremos y más capacidad de absorción tendrá la prenda, por lo tanto más secara al contacto con nuestra piel.
Los gramajes óptimos para una buena calidad en las toallas son a partir de 500 gramos. Algo menos de gramaje es aconsejable en los albornoces por su peso. A partir de 400 gramos ya es una calidad a tener en cuenta.
Lavado y mantenimiento.- Las toallas y albornoces de calidad no pierden el color a lo largo de su vida útil, pensemos también que estas prendas no son eternas, y más porque casi siempre están en contacto con el agua, bien para secarnos o bien para lavarlas.


Las normas a seguir para su mantenimiento y lavado son bien sencillas:
- Lavar siembre antes de utilizarlas por primera vez.
- Evitar en lo posible el uso del cloro en los lavados.
- Procurar lavar los colores fuertes por separado, sobre todo en los primeros lavados,  después ya no es necesario.
-  Lavar los albornoces, y sobre todo las toallas con agua tibia y un detergente suave
-  Al contrario de lo que piensa mucha gente hay que saber que tanto las toallas como los albornoces si son de buena calidad, no les va ha hacer falta suavizante, ya son suaves por la materia con la cual están fabricados. Mejor lavar las toallas con muy poco o nada de suavizante. Su exceso puede provocar que la toalla pierda absorción.
- Una vez lavadas tiendelas al aire libre sin que le de directamente el sol ya que eso las reseca y las hace menos agradables a la piel.

 

Comments are closed.